Pastel de ciruela rústico

La tarta de ciruelas es un gran clásico de la cocina alsaciana, y se elabora de mil y una formas. Hoy les ofrezco una versión «rústica» que es a la vez sencilla y deliciosa. Es la abuela quien se alegrará de ver lo que hice con las deliciosas ciruelas que me dio 🙂

Para hacer las tartas rústicas no es necesario un molde, ya que simplemente doblas los bordes. Es simple y perfecto cuando estás de vacaciones y no tienes todas tus comidas disponibles, por ejemplo.

Las ciruelas son ricas en fibra, vitaminas, minerales y oligoelementos como hierro, potasio e incluso magnesio. También son bajos en calorías (56kcal por 100g).

En esta receta utilicé azúcar de coco por sus múltiples beneficios. También rico en fibra, tiene un índice glucémico muy bajo y aporta minerales al organismo.

Para hacer la receta más saludable, utilicé una masa quebrada baja en grasa.

Las flores de lavanda son decorativas, pero son comestibles. Se sabe que calman la ansiedad, tienen un efecto calmante y relajante.

Pastel de ciruela rústico

Tiempo de preparación10 min

Hora de cocinar40 min

Tiempo Total50 min

6 gente

  • 1 masa quebrada
  • 450 gramo quetsches
  • 2 vs. sopa almendras molidas o pan rallado
  • 2 vs. sopa almendras fileteadas
  • 2 vs. sopa coco o azúcar morena
  • 1 vs. sopa leche de soja
  • Estire su masa. Pon 2 cucharadas de almendras molidas o pan rallado encima.

  • Lave y corte las ciruelas en 4. Colóquelas en el pastel, doble los bordes hacia atrás.

  • Con un cepillo, ponga leche de soja (u otra) en los bordes, luego espolvoree todo el pastel con las almendras en copos y el azúcar.

  • Hornee a 180 ° C durante 40min.

  • Puedes decorar con flores comestibles cuando la tarta se haya enfriado.

Si te gustó mi receta, deja un comentario y 5 estrellas 🙂

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *